CóMO DE LA FUENTE PUSO A FRANCIA A BAILAR PARA DESENMASCARAR A UN RAQUíTICO MBAPPé

España se clasificó para la final de la Eurocopa después de realizar una exhibición ante la gran favorita, Francia, por dos goles a uno. El marcador no reflejó la superioridad de la Selección Española ante el combinado de Didier Deschamps, tanto en juego, control de partido, tempo... Un destrozo que se plasmó en los minutos finales, cuando los galos ni siquiera fueron capaces de generar peligro real en la portería de Unai Simón. Y el encargado de poner a bailar a los franceses fue Luis de la Fuente.

El seleccionador español acudirá a Berlín el próximo domingo para buscar la matrícula de honor ante Países Bajos o Inglaterra, pero, de momento, su Eurocopa es sobresaliente. Ante Francia completó un partido soberbio desde el banquillo: planteamiento adecuado y exquisita gestión de los cambios —algo que se le atragantó en los cuartos de final contra Alemania, enmendando los errores—. La otra cara de la moneda es Kylian Mbappé, casi una sombra del futbolista que es, que se despide de la Eurocopa habiendo marcado un único gol (de penalti).

Albert Ortega

Antes del encuentro, una leyenda de Francia como Emmanuel Petit advertía de que su torneo "no estaba siendo digno de un capitán". Las duras palabras del icono no fueron gasolina para el francés. Mbappé salió sin máscara —pese a que Deschamps había asegurado un día antes que tendría que estar "meses" utilizándola— en un ejercicio de intimidación y en una declaración de intenciones: era su momento de demostrar a Alemania que era el mejor futbolista del mundo. La realidad es que no le salió nada. Lo mejor que hizo el ya futbolista del Real Madrid fue poner un gran balón a Kolo Muani, excompañero del Paris Saint Germain, en el cortocircuito español que supuso el gol francés. ¿Después? La nada.

"Mi Eurocopa ha sido un fracaso"

Después de eso, la nada. Ni siquiera la amarilla temprana de Jesús Navas o el parche de Nacho Fernández como lateral derecho motivaron la chispa de Mbappé. Solo en una única ocasión generó peligro real, encarando dentro del área a Vivián, pero su disparo se marchó a las nubes. Paupérrima Eurocopa del delantero francés, que en las próximas semanas se mudará a la capital de España de cara a su presentación por el Real Madrid, en el fichaje, al menos, mediático, de la década. Alemania 2024 se trata, de largo, del peor torneo internacional de Mbappé vistiendo la camiseta gala. "Mi campeonato ha sido un fracaso", reconoció ante las cámaras.

En su defensa solo cabe argumentar que Francia, en general, fue un desastre. Es digno de aplaudir el pragmatismo de un equipo que goza, línea por línea, del mejor equipo del campeonato, pero que no consiguió en ningún momento generar un fútbol medianamente atractivo. El de Kolo Muani fue el primer tanto en juego de un francés en todo el torneo... Y fue en la semifinal. La solidez defensiva no fue suficiente para interrumpir las acometidas españolas, que en cinco minutos de gloria eterna culminaron la victoria de la Selección con los zarpazos de Lamine Yamal y Dani Olmo.

De la Fuente se abraza a su cuerpo técnico. (Reuters)

Lo más duro para los franceses fue la ausencia de peligro en la última media hora de encuentro. Por momentos, parecía que eran ellos los que iban por delante en el marcador. Ni presión alta, ni mordiente, ni nada. Griezmann entró desde el banquillo con cero recorrido, mientras que el highlight de Camavinga fue una patada a Marc Cucurella —numerito alemán cada vez que tocaba el balón, por cierto—. Apenas dos intervenciones de Unai Simón, y un sustito autogenerado, podrá recordar el público español.

De la Fuente, mientras tanto, repartió buenas noticias. La pájara del gol —única connotación negativa que extraer del partido— derivó en un golpe sobre la mesa al ritmo de Yamal. Nico Williams recuperó pulmón, Álvaro Morata luchó y se desfondó por el equipo y Laporte se rehizo de su fallo de marcaje en el gol hasta completar un soberbio encuentro. Toca, por supuesto, el habitual aplauso para Rodrigo y su partido impoluto. Qué fiabilidad hay en esa camiseta metida por debajo de los pantalones. Por último, toca abrir un melón: Dani Olmo es candidato a mejor jugador del torneo. Desde el banquillo, pero con aires de Eurocopa de leyenda.

2024-07-10T03:13:41Z dg43tfdfdgfd